Sucesos

El hambre arrecia en la Comunidad Penitenciaria de Coro

Familiares aseguran que los presos iniciaron una huelga de hambre, para denunciar que pasan hambre, que no reciben la comida completa que envían sus familiares, además de carencia de medicinas y la habitual denuncia de retardo procesal, entre otras razones.


Presos de la Comunidad Penitenciaria de Coro habrían iniciado este martes una huelga de hambre pacífica por diversas problemáticas, entre ellas la alimentación que no estarían recibiendo de manera acorde, sumado ahora que, desde este lunes, redujeron la cantidad de comida que suministran familiares.

Lo de la huelga fue anticipada mediante una cadena en la exigen ser escuchados y poder exponer la situación de crisis alimentaria que atraviesan y que los tiene pasando hambre, la carencia de medicinas, retardo procesal y las vejaciones de las cuales estarían siendo objeto familiares los días que acuden a entregar los alimentos.

Alaica Cárdenas se quejó este martes de que los encargados de recibir la comida limitaran por un lado la cantidad para cada privado de libertad y por otro que hagan una especie de revoltijo con la comida que traen otros familiares para de esa sambumbia sacar pequeñas raciones que le suministran a los presos.

Familiares que viajaron de diferentes sectores de la ciudad y municipios del estado, se quejaron de que recibieran poca comida para sus seres queridos presos, y que los regresaran con casi la comida completa. Foto: Carlos García

Sacrificio de viajar, en vano

En el caso de Cárdenas, dijo que que con mucho sacrificio adquirió alimentos y viajó de Punto Fijo a Coro para entregárselos a su familiar, por lo que parece irrespetuoso y una violación a los derechos humanos que la devuelvan con la mitad de la comida y haga con la otra parte, un revoltijo, como si los presos fuesen animales.

Muchas madres, esposa y hermanas de los presos se quedaron este martes sin poder entregar la alimentación como correspondía en la semana radical, por lo que temen que por la mengua la salud de estos se deteriore y en el peor de los casos algunos mueran como ha pasado con otros reos.

“No podemos traerles comida sino hasta el próximo lunes. Es un abuso porque no sabemos si estos muchachos comerán durante los siguientes cinco días”, se quejó Xiomara López quien, procedente del sector Los Olivos, municipio Colina, madrugó y gastó en pasaje para poder estar temprano en este recinto ubicado en el sector San Agustín, al Oeste de Coro, municipio Miranda del estado Falcón.

No se ponen de acuerdo en el penal

Refieren familiares que si el recinto penitenciario no está en capacidad de garantizarle las tres comidas a los presos y en cantidad proporcional, que al menos reciban completa la que suministran los familiares los lunes y martes en semana radical y los lunes, martes y miércoles en semana flexible. No obstante, afirman que la realidad en otra, que limitan la comida, prohiben algunos rubros o la mezclan.

“Arepa simple y sopa de granos sin sal es lo que le están dando de comer a esos muchachos, por eso están desnutridos”,

aseguró una familiar

La población penal estarían exigiendo la presencia de un representante de la Defensoría del Pueblo o instancia defensora de derechos humanos para que, conozca los testimonios en relación a las motivaciones de la huelga, con la que también esperan llamar la atención de la Ministra de Servicios Penitenciarios, Mirelys Contreras y el viceministro para la Atención al Privado y Privada de Libertad, el penitenciarista Kevin Ávila.

Repertorio de quejas y exigencias

Aparte de la comida y alimentación digna, así cono respeto al sacrificio que hacen familiares por traerles sustento, la población penitenciaria exige jornadas de celeridad procesal y revisión de casos ya que afirman hay penado que ya cumplieron su condena y siguen tras las rejas. Piden atención médica e insumos,  el traslado de presos a sus cárceles de origen para poder recibir celeridad procesal y la visita de familiares.

Igualmente piden respeto para sus familiares y se dignifiquen las visitas, cesando por tanto los atropellos y vejaciones. Por otro lado piden la destitución de la social Yenny Isea y Luzmelys Padilla.

Los presos aseguran que desde noviembre del 2020 se han portado bien, han mantenido una conducta acorde al régimen penitenciario y por tanto, consideran con el derecho de exigir mejor atención en tanto transcurren sus penas y procedimientos judiciales.

Nuevo Día consultó a autoridades del penal a fin de obtener una versión respecto a la denuncia; no obstante, la respuesta fue que no había autorización para declarar y que en el penal todo estaba tranquilo.

En la Comunidad Penitenciaria de Coro todo estaría tranquilo, según fuentes internas. Foto: Carlos García
Etiquetas

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar