Especiales

Bebés no amamantados tienen más probabilidades de morir

La médico pediatra Carmen Chiquito asegura que la leche materna da a los bebés una ventaja para prevenir y combatir infecciones.


La leche materna es un alimento natural que tiene todos los nutrientes necesarios, en las cantidades perfectas y es fácil de digerir.

Está compuesta por grasas, proteínas, minerales que ayudan a las defensas inmunológicas del niño. Cambia su composición en función de múltiples factores: edad del bebé, momento del día, dieta de la mamá o el grado de plenitud de la glándula mamaria.

Expone la pediatra Carmen Chiquito que las madres y sus bebés se benefician de la leche materna, ya que esta tiene nutrientes y minerales esenciales para el crecimiento del niño, y factores inmunológicos y hormonales que representan un efecto protector. Los bebés amamantados tienen menos posibilidades de sufrir enfermedades infecciosas digestivas o respiratorias, alérgicas o asma. También previene la obesidad infantil.

Foto/ Cortesía

—¿Por qué es vital para el recién nacido la lactancia materna?
—El recién nacido tiene un sistema inmune o de defensa inmaduro y está expuesto a gran cantidad de gérmenes desde el mismo momento de su nacimiento. La lactancia materna ofrece protección inmediata y estimulación del sistema inmunológico. La alimentación con leche materna en la primera hora de vida reduce en casi 20% el riesgo de morir en los primeros 28 días de vida.
»Los bebés que no son amamantados tienen seis veces más probabilidades de morir en comparación con aquellos que sí lo son. “Entre los 9 y 11 meses, de cada 100 niños que no son amamantados aproximadamente 30 tienen más
probabilidades de fallecer”.

—¿Por qué es importante amamantar el niño hasta los dos años?
—El efecto inmunológico protector de la leche materna es más significativo en los primeros seis meses pero sigue siendo efectiva después. Es importante continuar amamantando al niño hasta los dos años o más.
«Esta protección viene dada porque contiene elementos que ayudan a combatir las infecciones en los primeros meses y estimulan el sistema inmune del niño después de los cuatro meses para que él mismo produzca sus defensas”, explica Chiquito.

—¿Cómo es el mecanismo de defensa por la vía de la leche materna?
—Los anticuerpos que actúan como defensores están presentes en altas cantidades en el calostro, que es la primera leche que secreta el seno después del parto, se trate de un embarazo de tiempo completo o un nacimiento prematuro.

«A través de ellos, la madre puede pasar algo de protección contra las enfermedades infecciosas que ella haya tenido o con las que ha estado en contacto y por tener buenas defensas no las ha sufrido y contra las que padece mientras está amamantando”, detalla la consejera de lactancia materna.


Protección del niño amamantado

 Los niños que reciben lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida, se enferman menos, sufren menos reacciones alérgicas y se hospitalizan menos que los niños que no reciben leche materna o la combinan con formulas infantiles.

 Disminuye el riesgo de sufrir crisis de asma y reacciones alérgicas
severas.


Coordenada:

@carchiga

Etiquetas

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar