Opinión

La mejor foto de un Safe en segunda base

Su nombre era Bernardo Skoppel, nativo de Hungría, con pocos meses en Venezuela y un español precario.


Cuando terminaba la década de los años cincuenta del siglo pasado, Maracaibo era una ciudad familiar de 250 mil habitantes y disfrutaba una época brillante de su beisbol profesional, tuve la suerte de vivir allá en esa época cuando jugaban cuatro equipos Gavilanes, Pastora, Orange Victoria y Centauros. Todos los juegos eran en el estadio Olímpico llamado después Alejandro Borges.

Las tribunas se llenaban juego tras juego y en toda la ciudad se hablaba de pelota más que de política, de economía o de los problemas domésticos. Por eso los periódicos dedicaban mucho espacio a las reseñas de los juegos, igual que a la vida de los peloteros.

Uno de los peloteros zulianos más notables era un jardinero llamado Pedro Rodríguez, a quien apodaban pajita y de quien decían que corría muy bien las bases. Por lo menos estaba de moda con su uniforme del pastora.

Por eso se me ocurrió hacerle un reportaje especial, sobre su vida personal y la supuesta habilidad que exhibía para mover las piernas. En el periódico me habían ofrecido casi una página para ese trabajo y me asignaron un fotógrafo que era muy bueno pero no entendía el beisbol.

Su nombre era Bernardo Skoppel, nativo de Hungría, con pocos meses en Venezuela y un español precario, pero era muy trabajador, entusiasta, simpático y se declara superintersado en aprender las cosas del beisbol.


Aquel domingo en la tarde jugaban Gavilanes y Pastora, había otro fotógrafo dedicado a la acción, porque Skoppel fue comisionado para que cubriera exclusivamente a pajita. Es decir me lo asignaron. Antes de comenzar el juego nos reunimos él y yo, y le pedí por favor, toma varios close up de la cara de “pajita”, con gestos, también conversando con sus compañeros de equipo y cuando vaya al bate, al pararse allí con el bate en la mano tu sabes y especialmente al tirarle a la bola, pero lo más importante es él corriendo a las bases.

Fíjate, si llega a aquella base, a la primera y queda allí parado, seguramente después cuando lancen al otro bateador saldrá hacia la segunda base, esa foto es básica para este trabajo, con seguridad se va a tirar en slide allá, ósea se deslizará por la tierra, debes tratar de tomar la escena completa, incluso el pelotero que cubra la base y trate de hacer el out mas umpire, eso es estelar para nosotros, no te preocupes Juancito que todo va a salir muy bien.

Si lo dijo para animarme, lo logro de verdad. Aun cuando no estaba familiarizado con el beisbol, yo confiaba en él, era tremendo fotógrafo. Durante la práctica de bateo, ciertamente Skoppel hizo muchas fotos de nuestro hombre con sus compañeros y en el dogout le tomo los close ups. Todo iba muy bien, más tarde, ya durante el juego, desde
mi sitio en el palco de prensa, le vi captar un swing de pajita. En el cuarto episodio fue pajita a consumir su segundo turno y le dieron la base por bolas.

Skoppel miro hacia arriba y me hizo una seña como indicándome ya me voy hacia primera, para que veas que estoy en la onda y allá fue. El lanzador era Emilio Cueche, Antonio el “Camello” Briñez jugaba en primera base y Guillermo Aquilino Vento estaba como receptor. El siguiente bateador llego a cuenta de 2 – 0 y entonces Cueche le hizo 2
tiros a Briñes para advertirle a “Pajita” que lo estaba cuidando y que mejor se mantuviera en esa base, pero apenas Cueche soltó hacia home, pajita salió al robo y Skoppel igualmente en carrera, arrancó detrás de el hacía segunda con la cámara en el ojo derecho, me sentí sorprendido, confundido, asustado, avergonzado pero allá iba mi fotógrafo, pajita se lanzó en slide, Luis Aparicio padre, quien era el campo corto recibió el tiro y el umpire un flaco cubano llamado Julio Vidal canto el safe, mientras Skoppel disparaba con su cámara, cuando Vidal lo vio se llevó las manos a la cabeza primero y enseguida le ordeno salir del terreno. Todos los peloteros estaban extrañados, las 10.000 personas del público no sabían si reír, aplaudir o protestar, pero lo hacía todo a la vez.

Mientras Skoppel se iba del campo y le explicaba al Umpire: Juan Vene me dijo que tomara lo mejor posible esa escena y es todo lo que he tratado de hacer.

Cierto que la foto de la jugada fue excelente, quizás la mejor que se a tomado de un safe en segunda base en la historia, porque ningún otro fotógrafo ha ido hasta allá para captar nada. El reportaje fue un éxito.

Etiquetas

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar