Especiales

Día Internacional de los Parques Naturales| Ecologismo humanitario

La celebración recuerda la importancia que tiene la conservación de cada una de las especies existentes en la naturaleza.


La biodiversidad y el cambio climático están íntimamente relacionados, partiendo desde el principio que debe existir un equilibrio en el planeta con respecto a lo que es, integración de la naturaleza y el ser humano.

FOTO/CHERRY DOMÍNGUEZ.

“Todo ello en esencia nos sustenta la narrativa y la idea de ecosocialismo que está plasmada en el quinto objetivo histórico del Plan de la Patria”, así lo expresó Ely Mendoza, director general sectorial noroccidental del Instituto Nacional de Parques.

En este sentido, Mendoza acentuó que dicha relación no solo es desde el punto de vista retorico, sino desde una dinámica permanente de interrelación y del protagonismo del ser humano como agente articulador que, asume el ambiente como un proceso holístico.

Ely Mendoza, director general sectorial noroccidental del Instituto Nacional de Parques. FOTO/CORTESÍA.

“Lo anterior concierne a todo lo que son los procesos evolutivos naturales vinculados a una serie de factores de toma de decisiones donde involucra a la ciudadanía, gobiernos (en sus distintos niveles), organizaciones internacionales y empresas hacia una política de índole nacional y global de respeto por la naturaleza y preservación de los recursos que, a fin de cuenta es resguardo de la vida  que pasa por la recuperación y la protección de las Áreas Bajo Régimen de Administración Especial, y con esto nos referimos a nuestros parques nacionales y monumentos naturales”, explicó.

Entorno a ello, enfatizó la importancia de iniciar y articular planes de acción orientados en la materia, porque para nadie es un secreto que actualmente “el planeta nos está hablando y más allá de eso los ecosistemas nos están abogando por una mejor salud que, los lleve a su propia estabilidad; es decir, en estos momentos los ecosistemas están adolecidos de  una mala salud”, destacó.

FOTO/CHERRY DOMÍNGUEZ.

Recalcó que nuestro enfoque de vida y biodiversidad no solamente debe orientarse al área ambiental conservacionista, sino que la perspectiva de biodiversidad cubra todas las esferas del quehacer humano: económico (sistemas de producción de generación de sustento de vida, porque a veces desde la visión inequívoca, prácticamente se le está pasando una factura irreversible a lo que sería a la estabilidad de ese equilibrio natural que debería existir), deportivo, cultural, entre otros.

En este contexto, resaltó los siete espacios que tiene el estado Falcón, comenzando por la costa oriental con el Parque Nacional Morrocoy; en el eje centro-norte, el Parque Nacional Los Médanos de Coro  y el Parque Jardín xerófito Doctor León Croizat; en el eje de la sierra, el Parque Nacional Juan Crisóstomo Falcón, y el Parque Nacional Cueva de la Quebrada del Toro; en el eje de Paraguaná, el monumento natural Cerro Santa Ana (primero del estado) y el monumento natural Montecano (referente más novedoso en cuanto a materia de biodiversidad, aunque desde hacía tiempo venía siendo reserva biológica).

FOTO/CHERRY DOMÍNGUEZ.

“En todo ello es importante mantener esa estabilidad, porque por ejemplo en la parte de vegetación de Los Médanos de Coro, en lo que es flora hay especies como yabos, olivos, úbedas, cardones y cujíes, que todos de alguna manera están conexos y forman parte de un cinturón protector vegetal que conserva el equilibro de todo lo que, es el movimiento de las dunas activas que, es ese vaivén de los vientos alisios que se da en ese fenómeno que es el atractivo natural”, matizó el funcionario.

De igual forma, hizo hincapié en el mínimo de 130 especies de ave y fauna donde entre ellas está el cardenal coriano, al albañil, la paraulata llanera, el conejo de monte, el rabipelado, la onza, chivos, vacas, burros, ovejos, teniendo un bosquejo bastante diversos, y el cual muchas veces los seres humanos con la actividad en cada uno de los territorios nos  olvidamos de ellos, privilegiando de manera errónea lo que, es el disfrute y la recreación desde una aspecto egoísta por sobre todo lo que es la preservación de esas especies.

FOTO/CHERRY DOMÍNGUEZ.

“En este sentido, siguiendo los lineamientos del ministerio del Ecosocialismo y el Instituto Nacional de  Parques el objetivo es  buscar recomponer el factor humano y ecológico como prioridad esencial de la gestión integrada que, involucra la parte educativa, turística, ambiental y organizativa-comunal, creando estrategias para combatir situaciones como los incendios forestales que este año han sido una recurrente por la acción humana, la afectación de las nacientes de los ríos, modificación de caudales y los sucesos climatológicos”, subrayó Mendoza.  

Etiquetas

Marianny Chiquito

Ser Periodista, es Ser un Invitad@ VIP de la Noticia.!!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar