EspecialesSalud

Donación segura

Cada unidad de sangre extraída debe ser examinada y clasificada, a fin de que las transfusiones se realicen con las máximas garantías.


Un banco de sangre está compuesto por diversas áreas en las cuales se cumplen funciones específicas pero estas a su vez son conexas y en las cuales se realizan las pruebas pretransfusionales correspondientes que, detectan reacciones de antígeno (Ag) y anticuerpo (Ac) potenciales, antes de que la sangre sea transfundida. Cada unidad de sangre extraída debe ser examinada y clasificada de forma individual para descartar incompatibilidades entre el donante y receptor, a fin de que la transfusión se realice con las máximas garantías.

Las áreas que comprenden un banco de sangre cumplen funciones específicas pero estas a su vez están conexas. FOTO/CHERRY DOMÍNGUEZ

Entre dichas áreas destacan: la área de fraccionamiento y conservación de hemocomponentes, donde reciben las unidades de sangre completa para ser sometidas a procedimientos de centrifugación con temperatura controlada y luego separar sus diferentes componentes: concentrado eritrocitario, concentrado plaquetario, plasma fresco y crioprecipitado (parte insoluble del plasma), y posterior almacenarlos en las mejores condiciones de temperatura y seguridad.

PERSONAL: Para que un banco de sangre preste un servicio de calidad, el número general del personal ronda a los 100 trabajadores que deben laborar de manera organizada y articulada. FOTO/CHERRY DOMÍNGUEZ.

El área de serología infecciosa, donde realizan los estudios de marcadores infecciosos como detección de anticuerpos contra el Virus de Inmunodeficiencia Humana, el virus de la hepatitis C, el virus de la hepatitis B, anticuerpos contra el Treponema pallidum (sífilis), el Trypanosoma cruzi (chaga), VDRL, brucella, anticuerpos irregulares, pruebas de coombs; y el área de inmunohematología, en la cual determinan los grupos sanguíneos, fenotipo del Rh y la biometría hemática.

PROTOCOLOS: Diversas áreas comprenden un banco de sangre, en las cuales se realizan las pruebas correspondientes para descartar incompatibilidades entre el donante y el receptor. FOTO/CHERRY DOMÍNGUEZ.
 

Entorno a ello, para que un banco de sangre preste un servicio de calidad, el número general del personal ronda a los 100 trabajadores que deben ser distribuidos en los diferentes días según los turnos, que laboren de manera organizada y articulada, y estén capacitados según la actividad a desempeñar.

En este sentido, el banco de sangre Doctor Edmundo Piña del hospital universitario de Coro presta sus servicios los 7 días de la semana, las 24 horas del día; bajo la dirección del especialista en hematología, doctor Francisco Cortez, y su respectivo adjunto.

Aunado  ello, cuentan con una coordinadora general, una coordinadora docente, siete enfermeras especialista en hemoterapia, un auxiliar de laboratorio, tres cristaleras, tres secretarias y cuatro camareras.

“Lo ideal es que hayan 16 especialistas en hemoterapia pero por el déficit del personal solo contamos con 7. Sin embargo, hay que destacar que, en el hospital de Coro se imparten los estudios académicos de dicha especialidad y aunque hay un buen número de aspirantes, solo esperamos que la dirección informe cuando inicia la formación”, enfatizó Cortez.

Por otra, el jefe del banco de sangre de Coro, se refirió a los reactivos utilizados para cada procedimientos que, a pesar de que en días pasados fueron dotados para un lapso de dos meses, la cantidad no es suficiente por la alta demanda de  pacientes, lo que genera que estos se terminen en menor tiempo sobre todo los concernientes a las pruebas serológicas y por ende los usuarios deben acudir a los laboratorios privados.

Etiquetas

Marianny Chiquito

Ser Periodista, es Ser un Invitad@ VIP de la Noticia.!!

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar