Ciencia

Laboratorio de EE.UU. sospechoso de crear enfermedad Lyme

El profesor Karl Grossman agregó que el autor «sugiere en el libro la hipótesis de que las garrapatas envenenadas eran la fuente de la enfermedad de Lyme».


Un laboratorio de armas biológicas del Gobierno de Estados Unidos, inspirado en un experto en armas biológicas nazi y con la misión de envenenar al ganado en la Unión Soviética, sería la fuente de la enfermedad de Lyme, dijo Karl Grossman, profesor universitario y veterano periodista de investigación.

El profesor de periodismo a tiempo completo en la Universidad Estatal de Nueva York, Karl Grossman, ha pasado cinco décadas investigando un laboratorio del Gobierno de Estados Unidos en Plum Island, conocido como el Centro de Enfermedades Animales de Plum Island, que se encuentra a una milla (unos 1.609 metros) frente a Long Island, Nueva York.

Para Grossman, este laboratorio está «envuelto en un secreto».

«Desearía que hubiera ‘transparencia’. Esa es la palabra que se ha utilizado durante décadas en Estados Unidos para que la gente sepa lo que ha hecho su Gobierno», sostuvo Grossman en una reciente entrevista con Xinhua.

El «padrino» del laboratorio de Plum Island fue el experto en armas biológicas nazi Erich Traub, que fue traído a Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial.

«Durante la Segunda Guerra Mundial, Traub dirigió un laboratorio secreto de guerra biológica nazi en el Báltico en una isla llamada Riems, con la misión de envenenar al ganado en la Unión Soviética. Además, Traub estaba familiarizado con el área de Nueva York antes de la Segunda Guerra Mundial. También participó en actividades nazis en Long Island», señaló Grossman.

«Este Erich Traub tal vez pensó que había tenido una buena idea en establecer un laboratorio de guerra biológica animal, como el que tenía en el Báltico, en esta pequeña isla», dijo.

«En ese momento había una base militar en la isla desde hacía más de 50 años, que se llamaba Fort Terry. Por lo tanto, la idea era hacer que este laboratorio llevara a cabo guerra biológica», dijo, y señaló que el laboratorio pasó luego a estar bajo el Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA).

«En 1993, el reportero de investigación de Newsday John McDonald pudo obtener documentos, incluido uno que fue publicado en la portada de Newsday», dijo.

«Este documento decía que la misión en Plum Island era desarrollar armamento de guerra biológica que se usaría para envenenar ganado y otros animales en la ex Unión Soviética», agregó.

En la década de 1950 la misión estadounidense en Plum Island se aleje del trabajo con armas biológicas dirigido al ganado en la Unión Soviética.

ENTREVISTA: Laboratorio de armas biológicas de EE. UU. sospechoso de ser fuente de enfermedad Lyme
Foto: Referencial

Aún así, un patógeno con el que trabajó en Plum Island se relacionó años más tarde con un elemento usado por Estados Unidos en la guerra biológica dirigida a animales en Cuba.

Grossman recordó que «Newsday, un periódico de Long Island, informó en 1977 sobre el estallido de la peste porcina africana en Cuba en 1971, que fue devastador para los cerdos en Cuba, y conectó el brote de la peste porcina africana en Cuba con Plum Island».

«El único lugar donde existió el virus de la peste porcina africana en el hemisferio occidental fue en Plum Island, donde se experimentó con él. La investigación de Newsday conectó este brote de peste porcina africana en Cuba con Plum Island, y con la Agencia Central de Inteligencia (CIA), y con una operación de la CIA en la Zona del Canal de Panamá», ahondó.

Sin embargo, es posible que las hambrunas no sean el único producto de Plum Island y algunos de los patógenos con los que ha estado experimentando pueden transmitirse a los humanos.

Según un informe de 2005 de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno de EE. UU. (GAO), Plum Island experimentó con patógenos que pueden causar enfermedades potencialmente mortales en los seres humanos, incluido el virus del Nilo Occidental, el virus Nipah y la fiebre del Valle del Rift.

Plum Island también es sospechoso de iniciar la epidemia mundial de la enfermedad de Lyme, un mal que se transmite a través de las picaduras de garrapatas y que puede provocar un sufrimiento crónico si no se trata.

«El abogado John Loftus, un especialista en perseguir a los nazis para la Oficina de Investigaciones Especiales del Departamento de Justicia de Estados Unidos, cuenta en su libro de 1982 que los científicos de la guerra bacteriológica nazi experimentaron con garrapatas envenenadas lanzadas desde aviones», recordó Grossman.

El profesor agregó que el autor «sugiere en el libro la hipótesis de que las garrapatas envenenadas eran la fuente de la enfermedad de Lyme». Grossman también agregó que las garrapatas han sido consideradas durante mucho tiempo como un vector de enfermedades en la guerra biológica.

Grossman señaló que Kris Newby, un «excelente escritor científico relacionado con la Universidad de Stanford», escribió un libro en 2019 con entrevistas con Willy Burgdorfer, a quien se le atribuye el descubrimiento del microbio que causa la enfermedad de Lyme, en el que expuso que Burgdorfer había «desarrollado anteriormente armas biológicas para el Departamento de Defensa (DOD, sigla en inglés) de EE. UU.».

En 2019, el Congreso de EE. UU. aprobó una enmienda que requiere que el inspector general del DOD investigue la «posible participación de los laboratorios de guerra biológica del DOD en la militarización de la enfermedad de Lyme en garrapatas y otros insectos».

La enmienda fue sugerida por el representante Chris Smith de Nueva Jersey, quien sostuvo que «esas entrevistas combinadas con el acceso a los archivos de laboratorio del Dr. Burgdorfer sugieren que él y otros especialistas en armas biológicas llenaron garrapatas con patógenos para causar discapacidad severa, enfermedad e incluso la muerte a enemigos potenciales. Los estadounidenses tienen derecho a saber si algo de esto es cierto».

Grossman resumió que con la experiencia de sus tres visitas a Plum Island dedujo que el lugar era «aterrador».

«Necesitamos que diga la verdad Estados Unidos, creo, sobre lo que ha sucedido durante todos estos años en Plum Island», concluyó Grossman.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar