Deportes

Novak Djokovic y Naomi Osaka seguirán en el Abierto

Tal vez, la llegada de figuras del tenis mundial como el ruso Daniil Medvedev, el griego Stefanos Tsitsipas y el alemán Alexander Zverev, puedan compensarlas.


Este año, dos de los protagonistas del tenis son Novak Djokovic y Naomi Osaka. El serbio y la japonesa están brillando respectivamente en la categoría masculina y femenina.

Ambos se presentaron ante los medios de comunicación de forma virtual y admitieron todo lo que significaba su partición en el último torneo de Grand Slam de la temporada.

Djokovic, de 34 años, ante las ausencias de los jugadores que más sombra le podían hacer, el español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer, ambos bajas por lesión, también tiene en su manos en convertirse en el primer jugador que consigue 21 títulos de Grand Slam. Al mismo tiempo, puede lograr el primer Grand Slam en un año de calendario por primera vez en medio siglo.

«Estoy enormemente inspirado y motivado por eso, sin duda», afirmó.

Agregó que sabe como equilibrar todo y que tiene muchas expectativas por su participación. Sobre sus compañeros, Nadal y Federer, dijo que lamenta sus ausencias y que sabe que muchas personas lo van a estar viendo a él.

Djokovic comenzó su acumulación de trofeos importantes en las canchas duras del Abierto de Australia en 2008; su título allí este febrero fue el noveno. Añadió su segundo trofeo en la arcilla roja de Roland Garros en junio, seguido de su sexto en la hierba de Wimbledon en julio.

Un cuarto en las canchas duras de Flushing Meadows en la final del 12 de septiembre no solo le permitiría romper un empate en los Slams de su carrera con Federer y Nadal, sino que también lograría 4 de 4 este año, algo que solo otros dos tenistas lo han logrado.

Don Budge fue el primero en 1938, y Rod Laver siguió organizando verdaderos Grand Slams en 1962 y 1969. Este es un logro: en los 52 años transcurridos desde entonces, ningún hombre había ganado los primeros tres títulos importantes en una sola temporada, hasta ahora Djokovic.

El viaje del año pasado a Nueva York no terminó felizmente para Djokovic. Fue descalificado de su partido de cuarta ronda tras pegar inadvertidamente a una juez de línea con una pelota. Con ello perdió un juego en el primer set.

El único partido de Grand Slam que ha perdido desde ese día fue en la final contra Nadal en el Abierto de Francia. Ese juego tuvo un retraso por la pandemia del año pasado, en octubre.

¿Qué ocurre con Naomi Osaka?

Osaka, de 23 años, tercera en la clasificación mundial, también sabe que su regreso a la acción de Grand Slam significa que será el centro de atención. La campeona femenina estuvo descansando por un tema de salud mental, por lo que tendrá de nuevo la atención en ella.

Al mismo tiempo, tiene ya en su haber cuatro títulos de Grand Slam, incluidos dos US Open y otros dos Abiertos de Australia.

El último torneo de Grand Slam del año comienza el lunes, con aficionados permitidos. En la pasada edición suspendió la asistencia de público a los partidos debido al brote de coronavirus.

Pero después que la USTA había dicho que no habría ningún tipo protocolo para la llegada de los aficionado. Este viernes, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, estableció que solo serán permitidas las que se hayan vacunado.

Sin embargo, el gran dilema para el Abierto será como cubrir las bajas de Nadal, Federer y las hermanas Williams, primer Gran Slam desde 1997 en el que faltarán los cuatro.

Tal vez, la llegada de las nueva figuras del tenis mundial como el ruso Daniil Medvedev, el griego Stefanos Tsitsipas y el alemán Alexander Zverev, flamante campeón olímpico en Tokio 2020, puedan compensarlas.

«Queremos competir ya al máximo para intentar alcanzar el nivel de Djokovic y hacerle que al final sea derrotado», comentó el ruso Medvedev, el número dos del mundo. «Estaré listo para hacer un buen torneo, pero la realidad es que Djokovic es simplemente increíble. No tengo otra palabra».

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar