Especiales

«La música es esperanza»

El talento del David Capiello traspasó las fronteras y quedó demostrado tras su audición en La Voz Dominicana, donde sorprendió a los coach con su imponente voz.    


David Capiello jamás se imaginó que ir a un karaoke en Bogotá (Colombia) le cambiaría la vida. En medio de una situación difícil por ser migrante y la falta de empleo, consiguió la oportunidad de oro que tanto había esperado, con boleto directo hacia República Dominicana, país que lo acogió desde hace dos años y cuatro meses, y que recientemente le abrió las puertas al concurso La Voz Dominicana, “una de las experiencias más hermosas que he tenido en mi vida”, afirmó el joven oriundo de Coro.

El talento del David Capiello traspasó las fronteras y quedó demostrado tras su audición en La Voz Dominicana, donde sorprendió a los coach con su imponente voz.
David Capiello: “Yo vivo por la música y estoy agradecido con Dios, para mí es un placer que la música me haya elegido”. Foto/Cortesía

—¿Cómo llegaste a República Dominicana?  

—Yo estaba pasando por un momento anímicamente muy duro, así que un día decidí ir a un karaoke para distraerme; un muchacho que me escuchó cantar me preguntó que a qué me dedicaba, yo le dije que no tenía empleo y que por eso cantaba en los autobuses, donde empecé con mi amiga Victoria Barreno; él quedó sorprendido porque me dijo que en República Dominicana estaban buscando cantantes líricos así que me dijo que hablaría con el jefe, que es un español, luego yo le envié varios videos y me dijo que en tres meses estaría viajando.

»Yo en ese momento asistía a la iglesia Maranatha en Bogotá y se lo comenté a mi madre espiritual, quien me dijo: “Hijo convérselo a Dios, pídale tres señales y si Dios se las da usted de se va porque eso es de Dios”, y así fue, me lo confirmó reduciendo el tiempo de espera; logré volar a República Dominicana donde llegué trabajando y en ese momento una señora a la cual yo quiero mucho, me llamó porque se iba para Brasil y me dijo que estaba vendiendo su casa, se la compré a mi mamá y desde entonces Dios ha abierto las puertas de bendiciones para mi vida.

—¿Por qué decidiste participar?, ¿Ha sido fácil?

—Como todo cantante siempre buscamos oportunidades para mostrar nuestro talento, mi sueño siempre ha sido poder consagrarme en la música y entrando en ese programa podía tener un puesto en la palestra musical mundial; esto apenas es un peldaño más de los que tengo que seguir escalando. Al principio se me hizo difícil porque decían que no iban a dejar participar a las personas que no tuvieran papeles, pero paralelo al concurso abrieron las ventanillas para la regularización y legalización de los venezolanos en República Dominicana, fue una bendición y me dieron la oportunidad de participar.

»El camino no ha sido fácil pero cuando Dios va delante de nosotros, todas las cosas se encaminan y abre las puertas para el bienestar. A veces pasamos por momentos difíciles y creemos que no vamos a superarlo, yo me gradué de artista plástico y estudiaba Medicina en Venezuela, a lo que pensé me dedicaría, pero uno a veces tiene aspiraciones y el camino cambia, tienes que adaptarte a lo que pasa en tu vida, aceptarlo, asimilarlo y seguir caminando sin quejarnos, porque Dios le da las batallas más difíciles a sus mejores guerreros más valientes, y nosotros los venezolanos somos personas luchadoras, aguerridas, trabajadoras, que a pesar de la situación tan difícil que nos ha tocado vivir, hemos echado para adelante.

—¿Qué sentiste cuando los coach se voltearon en la audición a ciegas?; ¿Por qué elegiste a Nacho y cómo se siente trabajar con él?

—Fue una experiencia súper increíble, porque tener a cuatro cantantes de trayectoria y de mucho renombre es una bendición y que ellos puedan voltearse porque les guste tu voz y tu talento, es lo máximo; sentí muchas emociones encontradas, recordé mucho episodios en vida desde que comencé en la música hasta ese momento.

»Elegí a Nacho porque es una de las personas que más me podía ayudar a catapultar mi carrera; al principio dudé irme con Juan Magán, pero Nacho es venezolano, conoce nuestro mercado, ya él se internacionalizó y yo tenía que irme por lo que me dictara mi corazón, en ese momento en el escenario yo estaba orando y lo primero que Dios puso en mi mente fue a Nacho, y creo que fue la mejor decisión que tomé. Trabajar con él es súper genial, es humilde, cercano, es alguien que te aconseja con sabiduría e inteligencia, te asesora desde un punto de vista profesional y te dice las cosa que debes escuchar y no las que quieres escuchar.

El talento del David Capiello traspasó las fronteras y quedó demostrado tras su audición en La Voz Dominicana, donde sorprendió a los coach con su imponente voz.
Perseverancia: El joven oriundo de Coro ha demostrado que con constancia, paciencia y con Dios por delante, es posible vencer todas las adversidades y cumplir todos los sueños. Foto/ Coresía

—Nos sorprendiste en la audición además con ese canto lírico, un género hermoso pero a la vez muy difícil, ¿Cómo fue esa preparación?

—Uno de los géneros que más me gusta es la música lírica, he tenido la oportunidad de cantarla desde muy chico cantando en corales, pero donde realmente la viví fue en la Coral Falcón y en el Orfeón de la Universidad Francisco de Miranda (Unefm), pero no había tenido la oportunidad de poder mostrar a totalidad mi talento individual como cantante lírico.

—¿Cómo te sientes de representar a Venezuela y a Falcón en un concurso tan reconocido como este?

—Representar a Venezuela y a Falcón es una experiencia increíble, además que creo que soy el primer falconiano que representa al país en un concurso como The Voice y eso me llena el corazón de mucho orgullo.

—¿Qué es la música para ti?; ¿En qué momento de la vida dijiste «esto es lo que me gusta y a esto es a lo que me voy a dedicar»?

La música es esperanza, amor, aliento y progreso; yo no tenía pensado dedicarme a la música, lo hacía por hobbie, pensaba ser médico, pero logré sobrevivir en un momento difícil gracias a la música, yo vivo por ella y estoy agradecido a Dios, para mí es un placer que la música me haya elegido. Cuando me vi en Bogotá sin ninguna otra opción, me dije voy a hacerlo, pero no sabía que me iba a dedicar a esto y si es lo que Dios quiere para mí, lo voy a aceptar.

—¿Cómo te ves en el futuro?

—Mi meta es convertirme en un artista consagrado, que las personas puedan conocer mi música y mis canciones y poder trascender. Me veo como una gran cantante e intérprete, con muchas personas apoyándome.

—¿Qué es lo que más extrañas de Falcón?, ¿Cómo te gustaría regresar?

—Extraño mi arena amarilla, los médanos, a mi madre, caminar por sus calles, la brisa de las tardes y el olor a café en las mañanas. Me gustaría regresar como un artista consagrado, para hacer conciertos y llevar mucha alegría.

—¿Qué te dice la familia?; ¿Siempre has contado con su apoyo?

—Mi madre siempre me he apoyado, ella siempre ha estado de acuerdo con mis decisiones y he contado con mis primos en República Dominicana y unos amigos que también Dios me puso en mi camino aquí en Dominicana.

—¿Qué consejos le das a otros jóvenes que a veces se desaniman porque no se da algo en el momento que lo esperan?

—Que sean perseverantes, constantes, disciplinados, que amen mucho lo que hacen y tengan mucha paciencia, porque todo lo que con amor y pasión se siembra, se recoge con mucha alegría. A veces nos desesperamos creyendo que todo va a ser fácil, pero todo tiene un tiempo, entonces tenemos que seguir luchando por alcanzar nuestros sueños sin rendirnos, los sueños sí se cumplen; un día yo estaba detrás del televisor soñando con mostrar mi talento y hoy en día se ha hecho realidad. Creo que también ayuda mucho visualizar cómo quieres verte y con tu mente atraer todo lo bueno para tu vida.


La Frase:

“Representar a Venezuela y a Falcón en The Voice Dominicana es una experiencia increíble, eso me llena el corazón de mucho orgullo”.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar