Internacionales

Ida deja a más de 1 millón de estadounidenses sin electricidad

De acuerdo al gobernador de Luisiana, el paso del huracán dejó más de 60.00 obras destruidas en Misisipi y al menos 16.000 en Alabama.


El Departamento de Energía de Estados Unidos (EE.UU.) informó este lunes que más de 1.1 millones de personas se encuentran sin servicio eléctrico después de que el huracán Ida azotara el sur del país el pasado domingo, causando hasta ahora cuatro fallecidos y severos daños materiales.

El huracán Ida, de categoría cuatro y considerado por expertos del Centro Nacional de Huracanes (NHC, siglas en inglés), impactó el estado de Luisiana con vientos de hasta 240 km/h, por lo que sus estragos en ese estado, dejó a toda la ciudad de Nueva Orleans sin fluido eléctrico, afectando a otras 60.000 obras en Misisipi, y 16.000 en Alabama

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, catalogó el hecho como catastrófico y enfatizó que los operativos de rescate se mantienen despleglados, «el daño sigue siendo catastrófico y todavía estamos en la tarea de salvar vidas”, al tiempo que informó que más de 25.000 trabajadores de toda la Unión han sido movilizados para apoyar la restauración de las líneas eléctricas.

Bel Edwards añadió que unos 5.000 miembros de la Guardia Nacional con docenas de helicópteros y vehículos especializados, fueron desplegados para ayudar a la población en labores de búsqueda y rescate de posibles víctimas.

“Se está haciendo todo lo posible para llegar a todos los individuos que necesitan ayuda, ahondó Edwards, pero las tareas se dificultan dado el alto grado de incomunicación y el volumen de inundaciones en zonas devastadas como Grand Isle y Lafitte.

La situación está agravada por el impacto de la Covid-19 en Luisiana, tercer estado con la tasa de contagios más elevada de EE.UU. «No tenemos ningún lugar para traer a pacientes. Ni en el estado, ni fuera del estado», manifestó el gobernador Edwards.

Por su parte, la alcaldesa de Nueva Orleans, LaToya Cantrell instó a los residentes evacuados de sus hogares a permanecer en sitios seguros hasta tanto se restablezcan la energía y las comunicaciones.

A lo que la Policía Estatal de Louisiana (LSP) agregó que “una gran parte de las rutas de viaje están bloqueadas por árboles caídos y líneas eléctricas; en algunas zonas hay agua estancada que puede deteriorar las carreteras y arrastrar los vehículos; y los escombros también están dispersos, lo que dificulta mucho la navegación por nuestras carreteras”, expresaron en sus redes sociales.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar