EfeméridesEspecialesGenerales

Dios nos invita a abrir los oídos para escuchar su mensaje

Esta pandemia ha traído el beneficio de que busquemos más a Dios, de que en medio de las dificultades, angustia y miedo, escuchemos lo que Dios nos quiere decir a través de este terrible virus.


Uno de los pasajes bíblicos destaca que la palabra santa de este domingo está referido al milagro que Jesucristo hace al sordomudo.

“Un milagro que le cuesta un poquito y no porque Jesucristo tuviera poder, sino porque la sordera es una enfermedad muy difícil de curar”, refiere el Padre Erwin Juliao en su homilía dominical en la iglesia Divino Niño de la urbanización Ampíes.

Y no se refiere a la sordera material, dice, sino a la de los oídos y a la sordera espiritual. “Hoy en el mundo hay varios tipos de sorderas, la propiamente dicha, la sordera de corazón, la sordera de mente, la sordera de alma y la sordera espiritual.

Con este milagro Jesús lo que intente enseñarnos es que las personas abran sus oídos, a escuchar la palabra de Dios, porque hoy en día se escuchan muchas cosas, pero no se escucha a Dios. “Hoy Jesús quiere tocar nuestros oídos para que escuchemos ese mensaje de sanación que él nos regala cada domingo en la liturgia de la palabra”.

Esa invitación fue una orden que le dio no solamente a aquel sordo, es una orden que da a todos, a abrirse a la misericordia, al grito de tantos hermanos que claman por ayuda en medios de las dificultades.

Para el padre Juliao, “hoy nos dejamos llevar por la cultura de la bulla, el alboroto, del bochimche, y es por eso que no escuchamos la dulce y tierna voz del Señor, que  nos llama a ser más solidarios, más fraternos y mejores personas”.

Asimismo en este tiempo de pandemia a llevado a las personas a acercarse más a Dios. “Ha traído el beneficio de que busquemos más a Dios, de que en medio de las dificultades, angustia y miedo, escuchemos lo que Dios nos quiere decir a través de este terrible virus. Pero lamentablemente muchas personas no han entendido el porque de estas cosas, y siguen llevando la misma vida de antes, pero es escuchar a Dios a través de esta pandemia. Nos habla a ser mejores personas y a ayudarnos los uno a los otros y a ser más solidarios”.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar