Internacionales

Merkel insiste en diálogo con talibanes para sacar «a quien lo precise»

La autoridad alemana reiteró que, tras la retirada de EEUU de Afganistán, es preciso abrir vías civiles para la evacuación tanto de nacionales alemanes como de personal afgano y sus familiares.


La canciller alemana, Angela Merkel, insistió hoy en la necesidad de dialogar con los talibanes, ya que de otro modo no se logrará sacar de Afganistán «a las personas que precisan protección», para destacar ahí a colaboradores de organizaciones humanitarias.

«Por supuesto tenemos que hablar con ellos, porque ellos son ahora a quienes debemos remitirnos», afirmó la líder alemana, interpelada sobre esa cuestión, en una visita a una de las regiones afectadas por las recientes inundaciones del oeste del país.

Hay que lograr sacar del país a las personas que han trabajado por nuestras organizaciones de ayuda al desarrollo y que ahora se sienten en peligro, dijo.

El diálogo es necesario, además, para lograr unas condiciones de seguridad que hagan posible el trabajo sobre el terreno de las organizaciones humanitarias, añadió.

Merkel ha afirmado reiteradamente estos días que, tras la retirada de EEUU de Afganistán, es preciso abrir vías civiles para la evacuación tanto de nacionales alemanes como de personal afgano y sus familiares.

Por parte de los talibanes, su portavoz principal, Zabihulla Mujahid, advirtió hoy, a través del dominical del diario «Die Welt», que su país quiere de Alemania «relaciones diplomáticas fuertes y oficiales», así como apoyo financiero y ayuda humanitaria.

Los alemanes siempre fueron «bien recibidos» en Afganistán, prosigue, para recordar los cien años de buena cooperación bilateral, lamentar a continuación que «se hayan aliado con Estados Unidos» y concluir que «eso pasó ya».

El ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, realizó esta semana una gira por varios países de la región para negociar vías civiles con las que seguir con las evacuaciones de colaboradores afganos y sus familias.

Maas explicó asimismo que, de ser «políticamente posible» Alemania se propone reabrir una representación propia en Kabul.

El ex-embajador en Afganistán, Markus Potzel, se encuentra en Doha, prosigue ese medio, donde ha mantenido conversaciones con los talibanes.

En su operativo de evacuaciones, el ejército alemán logró sacar del país a unas 4.600 personas, entre ellas 3.850 afganos y unos 400 alemanes, mientras que el resto corresponde a otra nacionalidades.

De estos 3.850 afganos apenas unos 640 habían sido colaboradores locales propios de Alemania o sus familiares directos.

El Gobierno alemán ha estimado en unos 40.000 el número de afganos legitimados para ser rescatados, entre colaboradores de ONG y otras organizaciones, activistas o periodistas, así como sus familiares.

Para la evacuación en aviones militares se organizó un puente aéreo entre Kabul y Uzbequistán, tras lo cual esas personas eran transportadas a Alemania por la aerolínea Lufthansa.

Uzbequistán se ha mostrado dispuesta a mantener la colaboración con Berlín, siempre bajo la condición de que esas personas no se quedarán en su territorio, sino que serán trasladadas a Alemania u otros países.

Etiquetas

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar