Nacionales

Benjamín Tripier: La reconversión trae el efecto de la caja de pizza pequeña “es un pedacito»

Con la reconversión “se va a producir un aumento de cinco meses el valor de la unidad tributaria”.


Muchas cosas cuenta el economista Benjamín Tripier; la mayor parte de ellas, impublicables. Pero se valora su intención de poner luz en zonas oscuras.

Tripier, asesor gerencial, intenta defender una visión muy pragmática de la economía venezolana. Recurre al símil, a la hipérbole y a otras figuras literarias para que se pueda entender lo que sucede en el mundo del dinero y las finanzas.

“¿Por qué no sube la oferta de bienes y servicios? Por el efecto de la caja de pizza pequeña. El límite está dado por la electricidad disponible, y adentro están todas las empresas en un rompecabezas. Pero nunca voy a poder aumentar el tamaño de la caja de pizza; lo más que voy a poder hacer es llenar los huecos y aumentar la oferta de bienes y servicios cubriendo los huecos con empresas del Estado. Es una rigidez estructural de la oferta agregada mientras tenemos una política monetaria expansiva”, detalla en entrevista con contrapunto.com.

Una cola en la redoma de La Castellana, el tránsito en Las Mercedes o un local lleno en Altamira son parte de lo mismo: La actividad que se observa “es el reacomodo para cubrir los huecos”, porque “hay un proceso de reacomodo y dos ámbitos que están dinamizando esto: las finanzas corporativas y el mercado de valores”.

Persiste una capacidad para aumentar la producción “dentro de la cajita de pizza, cubriendo los huecos de empresas que cierran e incrementando el uso de la capacidad instalada de esas piezas.

Dentro de la cajita tenemos mucho para hacer todavía sin necesidad de aumentar la capacidad eléctrica o de energía”. Piensa en un 20% de expansión y aclara: “La electricidad es la cajita de pizza”.

Reconversión para lo poco

Una moneda debe servir para transar, como referencia del valor de un objeto y como reserva, explica Tripier. No parece ser el caso del bolívar.

En Venezuela “menos de 30% de las transacciones se da en bolívares, y 70% se da en dólares. El 90% de ese 70% se da en billetes. 90% del 30% que se transa en bolívares se da en forma digital y el otro 10% en efectivo”. Esto confirma que la moneda del país es el dólar, y que la reconversión que entrará en vigencia en octubre involucra 10% de las transacciones y ahorra espacios en ceros “para ese 90% que es digital”.

Ese 70% que ocurre en dólares se basa en un dólar que no se sabe de dónde viene, y que es lo que Tripier llama “el dólar venezolano”. Es un billete de 1 o de 5 usado, con el que se paga el transporte público, se compra una promoción de perros calientes.

La reconversión “es para tratar que el pedacito en bolívares se mantenga a salvo. Es una reconversión para un pedacito de la economía”. Para el bloque de la economía que se mueve en efectivo estará el nuevo cono monetario, y para el bloque de la economía que se mueve en el medio digital se ahorran ceros, ilustra.

El economista detalla que, con la reconversión, el millón de bolívares de hoy, que será un bolívar a partir del 1 de octubre, se convertirá en la base de todo. “Se va a producir un aumento de cinco meses el valor de la unidad tributaria”, calcula. También, el pasaje mínimo. “Son los efectos colaterales de mover seis ceros”. Un impacto instantáneo.

Aunque “siempre ha sido incómodo el momento de la transición hasta que la gente se acostumbre” la verdad es que “hay una pérdida real: no es solamente que me acostumbre y me acomode”. Prevé que aumentará la falta de confianza en el bolívar y que “la gente va a tender a los dólares”.

Tripier considera que la reconversión “es el camino fácil” y además ocurre en un momento diferente de 2018.

“En 2018 no teníamos la economía destruida como la tenemos ahora, ni un avance tan importante del dólar como lo tenemos ahora. En 2018 nos parecíamos más a Argentina, donde el dólar es la referencia, pero transabas en bolívares, no transabas en dólares. En este momento nadie tiene bolívares encima”. A su juicio, en este momento se debió asumir la reforma monetaria. Y como se llame la moneda “debe mantener el poder de compra”.

En su opinión Maduro “no tiene dogmatismo, pero sí tiene ideología, que se convierte en un límite mucho más duro que el dogmatismo económico”.

-¿La ideología impide la reforma?

-Claro, porque entras con el bolivarianismo, dices que no puedes matar al bolívar. Al aceptar que bolívar esté en un billete estás convirtiendo su nombre en un factor de negociación. Nadie llama a su moneda por el nombre del prócer máximo, porque lo estás ensuciando.

En sus redes sociales Tripier afirma que en el país cada vez hay más liberalismo y menos gobierno. El liberalismo lo observa en la burbuja de consumo, donde “todo lo que pasa es privado”; donde no hay burbuja “dependes del gobierno o mueres”, o de la responsabilidad social empresarial.

“Hay una burbuja donde vivimos todos razonablemente bien y el resto, 80% del país o un poco más, que no tiene cómo conseguir su sustento”.

Etiquetas

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar