Ciencia

Encuentran larvas de camarón con aspecto extraterrestre

Estas larvas de camarón viven aproximadamente a un kilómetro de profundidad.


Foto: Archivo Internet

Si bien es cierto que arriba, en los lugares más recónditos del universo, quedan muchos misterios sin resolver, en la profundidad de nuestros mares también aguardan una multitud de secretos. Llegar hasta lo más hondo de los océanos no es cosa fácil y a medida que se van encontrando herramientas para lograrlo, el resultado es de simples hallazgos sorprendentes.

Uno de los recientes está relacionado a lo que se posa en lo profundo de las aguas del Golfo de México. Un equipo científico de la Universidad Internacional de Florida, liderado por la profesora Heather Bracken-Grissom, encontró 14 nuevas especies de larvas entre camarones y langostas.

Según el estudio de la profesora Bracken-Grisom las especies se diferencian por colores, entre los que resaltan algunos que abandonan el naranja común y se tornan en azules o incluso transparentes. Pero además, en el aspecto de algunos de estos animales que de por sí ya son extraños, parecen traídos de otro planeta.

De acuerdo con una publicación del Daily Mail, algunos de estos camarones y langostas tienen cuernos en la cabeza y torsos con formas diferentes a cualquier otro antes visto. Además, hay otros de los que salen púas de sus costados.

En principio se pensó que pudiera tratarse de mutaciones o consecuencias del impacto ambiental de diferentes derrames petroleros en la zona. Sin embargo, tras una exhaustiva investigación, encontraron que el origen de su ADN es original.

Camarones
Camarones

Diversidad de larvas

Explican los científicos en el informe final que la diversidad de larvas de aguas profundas es un concepto muy pobre en el mundo de la ciencia. No hay muchos datos que certifiquen la existencia de diferentes tipos y familias de estos organismos fundamentales en la vida marina.

Por lo tanto, los autores consideran que este estudio es una especie de punta de lanza para detallar los organismos que se posan en las aguas profundas de los mares del mundo. El hallazgo del equipo ubicó a las larvas de camarones y langostas, a una profundidad de unos 3.000 pies; es decir unos 914 metros hacia el fondo del Golfo de México, por la costa estadounidense.

“Para muchos grupos, las descripciones de larvas faltan o no existen, por lo que este estudio representa un primer paso de muchos para avanzar en la diversidad de larvas de aguas profundas”, señala la profesora Heather.

Resaltaron que las larvas de camarones pasan por muchas etapas hasta llegar a su aspecto final. Entonces, advierte que muchas de las identificadas podrían estar en medio de su fase de formación.

“La mayoría son presas de peces, mamíferos marinos de buceo profundo y cefalópodos, lo que significa que son importantes para la cadena alimentaria”, finalizaron los investigadores.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar