Ciencia

Esto es lo debes saber de la nueva variante: ómicron

Con un «alto número de mutaciones», se investiga si ómicron es más contagiosa, escapa a las vacunas o aumenta la gravedad.


Sudáfrica ha detectado una nueva variante del coronavirus en su territorio, bautizada como Ómicron o B.1.1.529, y como con el batido de las alas una mariposa, la alerta se ha extendido por todo el mundo.

Reino Unido, Israel, la Unión Europea y otros gobiernos están imponiendo restricciones a las llegadas desde el país y las bolsas vuelven a caer.

Mientras la comunidad científica trabaja por conocer más sobre este «alto número de mutaciones» concentradas en una sola variante. 

Por su parte, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) advierte: el riesgo de transmisión en Europa es «de alto a muy alto».

Muchas mutaciones, ¿cuáles son los riesgos?

«La nueva variante es realmente preocupante a nivel mutacional», ha afirmado el profesor Tulio de Oliveira.

Él es el director del Centro de Respuesta Epidémica e Innovación de Sudáfrica y unos de los principales científicos trabajando en la secuenciación del genoma.

Aunque todavía no se conocen con exactitud los riesgos, los investigadores sudafricanos han explicado que Ómicron contiene más de 30 mutaciones.

Esto en la proteína spike del coronavirus, que es la que permite la entrada en las células humanas y en la que se basa la efectividad de las vacunas.

«Tiene características y mutaciones de las otras cuatro variantes de interés.

Se comporta de manera similar a la Alfa en algunas pruebas de diagnóstico; tiene mutaciones que son muy similares a las variantes Beta y Gamma, que confieren cierto nivel de escape inmunológico; y tiene mutaciones que están cerca del sitio de corte por furina del virus que permite que la variante Delta sea más transmisible.

Así que, a primera vista, parece que esta variante tiene las dos características que más nos preocupan.

Son una alta transmisibilidad y cierto nivel de escape inmunológico», ha explicado, por su parte, el investigador Salim Abdool Karim.

El científico, no obstante, ha recordado que esto son solo indicios,»extrapolaciones» basadas en las mutaciones que se han observado, pero «no son hechos». 

Apenas se acaba de descubrir la existencia de la variante y «hemos tenido la suerte de identificarla bastante pronto», ha señalado Salim Abdool Karim.

¿Es más contagiosa?

Todavía no está claro si Ómicron es más transmisible que la variante Delta, predominante en el mundo actualmente.

Aunque «todo parece indicar que así es», según ha reconocido el epidemiólogo Daniel López Acuña en RNE.

 Como recuerda la Organización Mundial de la Salud (OMS), de momento no hay demasiados genomas secuenciados.

Por lo tanto, «no sabemos demasiado sobre ella todavía».

La entidad internacional ha informado este domingo que se están realizando estudios epidemiológicos.

El objetivo es determinar si el aumento de los casos en las zonas de Sudáfrica afectadas por Ómicron se debe a la variante o a otros factores.

Y, precisamente por ese desconocimiento, la variante B.1.1.529 está suscitando tanto debate e interés de la comunidad científica.

No basta con observar el genoma, hay que observar cómo se comporta en la realidad.

«Porque cuando se combinan las mutaciones muchas veces no es exactamente lo mismo que cuando las miramos cada una individualmente».

Aportó Iñaki Comas, investigador del Instituto de Biomedicina de Valencia del CSIC, en otra entrevista en RNE. 

Pero, ¿por qué tanta alarma si hay tan pocos casos secuenciados? 

Mireia Coscollá, microbióloga de la Universidad de Valencia y del CSIC, lo ha explicado en el Canal 24 Horas de TVE:

«hay pocos casos detectados, pero en un periodo muy corto, eso indica que hay bastante transmisión». 

¿Provoca una enfermedad más grave?

Más allá de la contagiosidad, la cuestión gira en torno a la gravedad de la enfermedad provocada por Ómicron. 

De nuevo, todavía faltan datos, pero las primeras informaciones no indican que los síntomas sean diferentes a los de las variantes conocidas hasta ahora. 

Los pacientes observados por las autoridades sanitarias sudafricanas presentan «síntomas leves» y no han necesitado hospitalización.

Según la doctora Angelique Coetzee, presidenta de la Asociación Médica Sudafricana, quien ha pedido más tiempo para conocer cómo se comporta la infección en personas mayores y vulnerables. 

Lea también: Variante ómicron | Aumentan restricciones en el mundo

«Hay un aumento de las tasas de hospitalización en Sudáfrica, pero esto puede deberse al aumento del número total de personas que se infectan, más que a un resultado de la infección específica con Ómicron».

Ha detallado este domingo la OMS en su último informe, que puntualiza que los primeros brotes han ocurrido entre estudiantes universitarios.

Es decir, personas más jóvenes que tienden a padecer una enfermedad más leve.

Hay que tener en cuenta también que la nueva variante circula sobre todo en países con bajas tasas vacunales, por lo que están más desprotegidos frente a la COVID-19 grave.

 En Sudáfrica, menos del 25 % de la población ha recibido la pauta completa de las vacunas.

¿Escapa a las vacunas?

Además, hasta ahora, se ha informado de casos anecdóticos de reinfecciones y en personas vacunadas, pero «en esta fase es demasiado pronto para decir nada».

Así lo indicó Penny Moore, viróloga de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo.

Su equipo trabaja en descifrar la capacidad de B.1.1.529 para escapar a la protección de las vacunas, como ya hizo con la variante Beta. 

Les preocupan las mutaciones en la proteína spike, que es la parte del virus que reconocen los anticuerpos para actuar.

No obstante, Moore también ha advertido que existen indicios de que la nueva variante podría esquivar la inmunidad conferida por las células T.

Otra herramienta importante de nuestro sistema inmunitario, como recoge una nota de Nature.

En cualquie caso, la OMS ha recalcado en su informe que las «vacunas actuales siguen siendo eficaces contra la enfermedad grave y la muerte», así como los tratamientos actuales (corticosteroides y los bloqueadores de los receptores de la IL6) en caso de infección.

Se continuará evaluando esta cuestión en todo momento para conocer el impacto y poder actuar al respecto. 

¿Dónde se detectó y por dónde circula?

Los investigadores detectaron la variante B.1.1.529 por secuenciación en Sudáfrica, pero tras el descubrimiento otros países se han sumado, como Botsuana, Israel o China.

También han alzado el brazo en Europa, desde Bélgica, Italia, Bélgica, Reino Unido, Alemania, Dinamarca o República Checa.

Este lunes 29 de noviembre se han notificado los primeros casos en la Península Ibérica: 13 positivos en Portugal 

En el país de origen las estimaciones indican que su circulación podría ya ser elevada.

Al menos, en la provincia de Gauteng, donde se encuentra la capital, Johannesburgo, y se ha identificado el primer brote.

El director del Centro de Respuesta Epidémica e Innovación de Sudáfrica, Tulio de Oliveira, indicó que la nueva variante representa el 90 % de los casos en Gauteng.

La cual registra un aumento de la incidencia en los últimos días.

Según el científico, B.1.1.529 puede detectarse por una PCR normal, lo que «facilitará que el mundo la rastree».

Las autoridades sanitarias del mundo insisten que son válidas las mismas medidas de siempre frente al coronavirus.

Haciendo referencia a las vacunas y, cuando sea necesario, distancia de seguridad, uso de mascarillas, ventilación e higiene.

Del mismo modo, la OMS ha instado a los países a aumentar la vigilancia y secuenciación de casos.

Así como las dotaciones de servicios médicos y salud pública, y a compartir con el mundo la información que vayan recabando, como ha hecho de forma ejemplar Sudáfrica. 

El mundo se blinda al sur de África, que pide ayuda y más vacunas 

Tan pronto como saltó la alarma y se propagó el miedo, Israel ha cerrado sus fronteras con Sudáfrica.

Como Reino Unido, que se ha blindado también a otros países del entorno: Botsuana, Lesoto, Esuatini, Zimbabue y Namibia.

Del mismo modo, la Comisión Europea propuso este viernes suspender los vuelos desde la región de África meridional.

Una medida que ya han comenzado a aplicar los países de la UE, incluida España. 

«¡El mundo debería brindar apoyo a Sudáfrica y África y no discriminarlos ni aislarlos! ¡Protegiéndolo y apoyándolo, protegeremos el mundo!», ha exhortado Oliveira en un tuit.

Para la Organización Mundial de la Salud, la solución tampoco reside en cerrar las fronteras, sino en acabar con la inequidad en el acceso a las vacunas contra la COVID-19.

Este lunes, su director general Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha repetido su advertencia:

Cuanto más tiempo persista la injusticia vacunal, más oportunidades tendrá este virus de propagarse y evolucionar de formas que no podemos predecir ni prevenir».

Mientras tanto, un grupo de trabajo de la OMS continúa trabajando para entender mejor el impacto de la Ómicron, algo que aún podría llevar unas semanas.

Con información de RTVE.

Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Diario Nuevo Día - Noticias en Falcón