Sucesos

Los homicidios más sonados de 2021 en Falcón

La estadística revela que hasta el 29 de diciembre, iban 61 homicidios, un promedio de 5,08 por mes según registros de Nuevo Día.


El año 2021 cerrará con una disminución de 31,46% en el número de homicidios en el estado Falcón respecto a los 89 del año 2020.

La estadística revela que hasta el 29 de diciembre, iban 61 homicidios, un promedio de 5,08 por mes según registros de Nuevo Día en el estado Falcón. Estos fueron los casos más sonados del 2021.

Los primeros muertos del año

A Jhonatan José Chirinos Didenot, de 26 años, lo mataron 5 horas después de que le desearan un feliz año. Su homicidio transcurrió durante un matiné en la esquina del callejón Sucre con callejón Porvenir del barrio Cruz Verde de Coro, municipio Miranda.

Según investigaciones, portaba un revólver con el cual no pudo defenderse del premeditado ataque perpetrado por el expresidiario Rodniel Jhon Brito Vargas, de 22 años, apodado «el Muñí».

Los primeros homicidios de 2021. Foto/ Cortesía

Luego de asesinar a Jonathan intentó hacer lo propio con Dannys Alberto Faneite Piña, de 20, quien alcanzó a escapar, aunque herido en la cabeza.

No obstante, al tomar como vía de escape la calle Popular entre calle Proyecto y callejón Sucre de Curazaíto, lo encontró y asesinó.

Durante estos hechos del primero de enero hubo tres heridos. El responsable del doble homicidio, Rodniel Brito, murió baleado por desconocidos el 7 de julio en los predios del antiguo burdel Noche de Ronda, al oeste de Coro.

Lo mataron para no pagarle

Klever Argenis Méndez Sánchez, de 60 años, era gestor y prestamista. El 21 de febrero salió de su casa en el sector La Cañada en Coro, a cobrar a unos deudores, pero estos lo asesinaron a martillazos y lo quemaron dentro de una pipa en una casa que tenían al cuido.

Crimen del gestor Klever. Foto/ Cortesía

Durante la madrugada del 23 se deshicieron de las evidencias en el sector Los Perozo de Coro, municipio Miranda. El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) eje de homicidios detuvo a los autores materiales y cooperadores. Entre estos están padre e hijo.

Asesinado por un “amigo” mala paga

«La plata no es amiga de nadie», expresión que quedó refrendada con lo ocurrido al comerciante Carlos Adjam Al Housen Nasr Kiwan, a quien un “amigo” encargado de una tienda de Punto Fijo, sentenció a muerte para quedarse con un dinero que le adeudaba. Carlos le entregó a un amigo una cantidad significativa de divisas para pagar una mercancía que era para sus tres tiendas.

Lea también: “Los nocturnos del centro” quedaron a orden de las autoridades

Cuando dilucidaban sobre la restitución del dinero, la historia dio un giro intempestivo y tras una discusión enardecida a la altura de Guanadito, se dio el crimen.

El ahora detenido tomó la determinación de llevarlo a un sitio despoblado para dejarlo mortalmente herido en la parte trasera de su camioneta 4Runner e intentar deshacerse de él, no sin antes resolver sus líos económicos.

Carlos Adjam Al Housen. Foto/ Cortesía

A Carlos Adjam lo hallaron muerto el lunes. El homicida acudió al funeral y hasta lloró por su amigo, que resultó su víctima.

No obstante, pesquisas del CICPC ataron los cabos sueltos y en menos de 36 horas, lo descubrieron y detuvieron por el homicidio. El mismo quedó identificado como Anwar Jaimal Saba, alias “el Árabe”.

Muerto en actos de servicio

El único policía asesinado durante el año se llamaba Federico Antonio Siliet. Era oficial jefe, tenía 40 años de edad y estaba adscrito al Centro de Coordinación Policial del municipio Silva. La noche del viernes 26 de marzo murió al intentar detener a unos delincuentes que llevaban a cabo un asalto en una finca en el sector El Pimiento.

Federico Antonio Siliet. Foto/ Cortesía

Tres de los presuntos implicados, entre ellos “Chicano” y “Ñato” cayeron abatidos en presuntos enfrentamientos.

Hachazos mortales

El municipio Urumaco, donde casi nunca se registran homicidios, los habitantes quedaron consternados con el cometido en el sector Caburito.

Marlennis Gutiérrez fue víctima de feminicidio en Urumaco. Foto/Referencial

Marlennis Gutiérrez, de 42 años, murió tras recibir múltiples golpes con una hacha en la cabeza por su pareja Noel Gutiérrez, de 57 años, quien desde aquel 22 de mayo está fugitivo.

El polémico caso de la enfermera Aída Belén

Aída Belén Pereira Goitía, de 69 años, era una enfermera jubilada. Tras acudir a vacunarse contra la COVID-19 en el hospital de Coro desapareció hasta que el lunes 14 de junio que la hallaron muerta, semidesnuda en el terreno ubicado adyacente al Conjunto Residencial Juan Crisóstomo Falcón.

Tras reiteradas protestas de familiares para que el caso no se cerrara como una muerte por infarto, el CICPC pudo determinar que la muerte le sobrevino al ser objeto del robo de su celular y un intento de abuso sexual.

Enfermera Aida Pereira
Enfermera Aída Pereira. Foto/Cortesía

Como responsable se detuvo días después a Carlos Vladimir Sánchez Gauna, de 19 años, quien meses antes, en abril había robado el celular y violado a una joven gracias a cuyo testimonio se identificó.

También detuvieron a un segundo maleante, Dionny Rafael Manzano, comprador del celular robado a la enfermera.

Femicidio por negarse a dar un «aventón»

El 14 de agosto mataron a Yoxelys Josefina Romero, de 27 años, en San José de la Costa, municipio Píritu. La joven se negó a darle la cola en su moto a Sergio Rafael Lugo Álvarez y este le disparó con una escopeta.

Yoxelys Josefina Romero. Foto/ Cortesía

Habitantes detuvieron al asesino y lo entregaron al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).

El triple homicidio de Los Plateritos

Octubre inició con el triple asesinato en el sector Los Plateritos del municipio Colina. Con 2 tiros en la cabeza ejecutaron a Moisés Miguel Navarro, de 37 años, de Pecaya, así como José Delgado Zavala, de 21 años, apodado “Tillo” y Yonathan José Espinoza, de 23 años, ambos de Capatárida, municipio Buchivacoa.

Integrantes de una banda de traficantes de drogas y sicarios con nexos en Colombia que los citaron a los alrededores del servicio Lara de Coro de donde se los llevaron en un Chevrolet Aveo blanco al sitio de ejecución, pasando factura por “tumbe” previo de una droga por parte de alias “Tillo”. El CICP identificó a los seis implicados, todos en fuga y con órdenes de captura.

Cada una de las víctimas recibió dos disparos en el rostro, estando maniatadas. Foto/ Cortesía

De la investigación llevada a cabo por el CICPC se habría determinado la presunta participación en el hecho de Branyer José Hernández, alias “Brayan”, solicitado por sicariato desde el 2020; José Gregorio Hernández, alias “Goyito”; Derwin Hernández, apodado “Ñaco”, Wilfredo Hernández, alias “Chube” y Alexander Molleda, alias “Peludo”, exfuncionario del CICPC.

La asesinaron con una piedra

Residente de Caujarao, Rangelis Guadalupe Ramos de Fernández, de 28 años, tomó un atajo para llegar a la urbanización Francisco de Miranda y en el camino, por los cerros, la mataron.

Rangelis Guadalupe Ramos. Foto/ Cortesía

Le cortaron el cabello y fracturaron el cráneo una piedra. La hallaron el 2 de octubre tras reportarse como desaparecida dos días antes. El crimen sigue impune.

El crimen del transgénero “Karla”

Otro de los homicidios: Carlos Luis Tovar, de 37 años, el estilista que como transgénero se hacía llamar “Karla” murió durante una disputa como su pareja Josué García, de 19 años, quien no aceptó que pretendiera irse del país.

Carlos Luis Tovar, el estilista asesinado. Foto/ Cortesía

El homicidio con un pico de botella se cometió el primero de noviembre en una casa ubicada en la calle Urupagua del parcelamiento Bella Vista de Punto Fijo, municipio Carirubana. El CICPC esclareció el caso.

Laura Arismendi

El periodismo...mi forma de vida.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Diario Nuevo Día - Noticias en Falcón