Internacionales

Ortega abrió su quinto mandato bajo nuevas sanciones

Ortega asumió este lunes su quinto mandato consecutivo castigado por nuevas sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea (UE).


El presidente izquierdista de Nicaragua, Daniel Ortega, asumió este lunes su quinto mandato consecutivo castigado por nuevas sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) pero apoyado por China y Rusia.

Con un «sí, lo juro» respetar la Constitución y las leyes, Ortega recibió la banda presidencial del titular del parlamento Gustavo Porras.

Al acto asistieron los presidentes aliados de Venezuela, Nicolás Maduro; de Cuba, Miguel Díaz Canel y el mandatario saliente de Honduras, Juan Orlando Hernández.

Horas antes, Washington y Bruselas anunciaron nuevas sanciones contra funcionarios nicaragüenses.

Insistieron con que fueron una «farsa» las elecciones ganadas en noviembre por Ortega, con su esposa Rosario Murillo, nuevamente como vicepresidenta.

Estados Unidos manifestó desacuerdo

El departamento del Tesoro de Estados Unidos refirió que «el régimen de Ortega-Murillo continúa con su sometimiento de la democracia al organizar unas elecciones falsas; además de silenciar a la oposición pacífica y detener a cientos de personas como presos políticos».

El Consejo Europeo dijo que Ortega y Murillo «son responsables de graves violaciones de derechos humanos, incluida la represión de la sociedad civil, el apoyo a elecciones presidenciales y parlamentarias fraudulentas, y el socavamiento de la democracia y el estado de derecho».

En su discurso inaugural, Ortega, de 76 años, ironizó sobre las sanciones de Washington, que alcanzaron a la presidenta del Consejo Supremo Electoral, Brenda Rocha.

Puedes leer: Ortega exige fin del bloqueo contra Cuba y Venezuela

«Fue condecorada.. el imperio yanqui una vez más ensañándose», reclamó Ortega, quien tildó las medidas estadounidenses de acciones «cobardes» que «se ensañan (..) no solo con Nicaragua», sino también con Cuba y Venezuela que también han sido sometidos desde hace años «a sanciones brutales» que deben cesar.

En los últimos tres años Estados Unidos y la UE lanzaron nuevas sanciones contra familiares, allegados, funcionarios.

Asimismo, a algunas entidades de Nicaragua como la Policía y la Fiscalía, por corrupción y violación a los derechos humanos.

Washington y Bruselas consideran que las elecciones del 7 noviembre en Nicaragua, no fueron democráticas.

Varios países latinoamericanos a través de la Organización de Estados Americanos (OEA) desconocieron también la legitimidad de los comicios.

Las acciones de la comunidad internacional han sido calificadas por Ortega como «agresiones» contra su país. 

En discurso, Ortega insinuó la apertura de una nueva etapa para reanudar planes de gobierno.

«Nuestra meta es darle continuidad a la buena marcha que traíamos hasta abril del 2018. Eso, borrón y cuenta nueva», dijo.

Rusia y China

El analista y miembro de Diálogo Interamericano, Manuel Orozco dijo a la AFP que Ortega y Murillo inauguran su mandato «no sin desafíos» debido a la presión internacional, el descontento ciudadano, una situación socioeconómica gravemente deteriorada y una fuerte disidencia entre su base gubernamental y la élite sandinista.

Ortega trata de equilibrar desafíos acercándose a Rusia y a China sin efectuar cambios políticos en lo interno, conservando el aparato represivo y manteniendo a los presos políticos, apuntó Orozco. 

En ese contexto, Ortega reanudó relaciones diplomáticas con China en diciembre, tras reconocer el principio de «una sola China».

El restablecimiento de relaciones con Pekín vino acompañado por una donación de miles de vacunas y la apertura en Managua de la embajada del país asiático.

Ortega destacó en su discurso los acuerdos de cooperación, que suscribió este lunes, su hijo Laureano, asesor para las inversiones, con la delegación de China.

Managua estrechó sus lazos con Moscú, que le ha proporcionado una amplia cooperación, desde trigo, vacunas anticovid y autobuses para renovar transporte colectivo hasta una estación satelital.

Además de los mandatarios de Cuba, Venezuela y Honduras , asistieron a su investidura dignatarios de de Bolivia, China, México, Rusia, Bielorrusia Palestina, Corea del Norte, Siria y República Árabe Saharaui Democrática, entre otros.

El nuevo mandato y los presos

La liberación de unos 160 opositores presos pesará en las decisiones que adopte Ortega, según Orozco y la poetisa y disidente sandinista, Gioconda Belli.

Más de 40 opositores, periodistas y críticos del gobierno quedaron detenidos entre junio y diciembre de 2021; además de siete potenciales rivales de Ortega en las elecciones de noviembre.

A este grupo se suman otras 120 personas que están encarceladas por participar en las protestas del 2018, según Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El gobierno considera que los detenidos son «criminales» que se organizaron para un golpe de Estado con ayuda de Estados Unidos.

Con información de El Universal

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Diario Nuevo Día - Noticias en Falcón