25.6 C
Venezuela
lunes, mayo 27, 2024

Conoce los tipos de extorsiones por redes sociales

Los extorsionadores se han valido de las nuevas realidades y tecnologías para cometer sus crímenes. Cada vez son más variadas las formas de extorsión que se cometen a diario, y las personas deben mantenerse alertas para evitar estafas y cualquier de los tipos de extorsión más comunes.


El uso de redes sociales ha cambiado para siempre la forma en que las personas se conectan y comparten información, ya sea personal o comercial, las plataformas digitales también han sido utilizadas por los cibercriminales como instrumento de los tipos de extorsiones en los últimos años.

¿Pero, qué es extorsionar o qué significa extorsión cibernética? Conoce los tipos de extorsión más frecuentes en la actualidad.

Tipos de extorsiones por redes sociales:

Extorsión por llamada telefónica

Uno de los tipos de extorsión más comunes son las que se realizan por medio de llamadas telefónicas. En estos casos, los extorsionadores se comunican telefónicamente, con una persona al azar, para intentar que la víctima realice, por medio de violencia, amenaza o intimidación, un acto o negocio en beneficio económico del delincuente.

Puedes leer: SE VIENE EL 1ER BONO ESPECIAL DE MARZO 2023, SIGUE ESTOS TRUCOS

Secuestro express

De las llamadas de extorsión que más ha cobrado son las referidas a los secuestros express de un familiar. El modus operandi de esta forma de extorsionar consiste en llamar a las posibles víctimas en altas horas de la noche para tomarlas más desprevenidas.

Los delincuentes se hacen pasar por un hijo u otro familiar que supuestamente ha sido secuestrado y golpeado. De esta forma, intentan aprovecharse de la víctima para que pague por su rescate.

Falso call center

Para engañar a sus víctimas, los extorsionadores se valen de cualquier artimaña. Así, otra de las formas de extorsión telefónica se ejecuta desde un falso call center. Allí, el delincuente se hace pasar por un trabajador bancario o entidad financiera para intimidar a la víctima a que pague una determinada cantidad de dinero por una supuesta deuda vencida con esa entidad.

Extorsión por WhatsApp

La famosa aplicación de mensajería de texto no solo es usada para comunicaciones familiares, de amigos o de trabajo. Algunos la usan para delinquir. Tal es el caso de los tipos de extorsiones por mensajes de whatsapp. Este tipo de ilícitos comprenden la comisión de otros delitos cibernéticos como el “phising” o el robo de identidad.

A través de la plataforma, los delincuentes envían para amenazar, coaccionar u obligar a las víctimas a realizar un desembolso de dinero mediante un engaño, simulación o estafa.

Una de las formas de extorsión por whatsapp más comunes se relaciona con la solicitud de dinero de un supuesto amigo o familiar en problemas. En estos casos, los delincuentes se hacen pasar por un contacto conocido de la víctima para, bajo amenaza o apercibimiento, lograr que le envíe dinero mediante depósito o transferencia a una cuenta que cree del familiar en problemas.

Otro de los tipos de extorsión realizado por la mensajería de texto es la amenaza con hacer pública una supuesta infidelidad de parte de la víctima, quien al tratar de proteger su relación y su intimidad realiza el pago demandado por los extorsionadores.

Sextorsión

El delito de chantaje sexual conocido como sextorsión es otra de las formas de extorsión que se ejecutan con más frecuencia. Este ilícito ocurre cuando los criminales cuentan o dicen contar con imágenes, videos u otro material audiovisual de contenido privado de las víctimas; el cual amenazan con publicar si no reciben a cambio un beneficio económico.

En muchos casos, el material intimo es producido por la misma víctima para compartirlo con su pareja o para practicar el sexting ocasional (práctica sexual mediante el intercambio de mensajes y contenido erótico o sexual por plataformas digitales). No obstante, en otras ocasiones, solo se trata de fotomontajes o ediciones digitales para realizar el chantaje o coacción.

La sextorsión se puede llevar a cabo mediante mensajes de texto amenazantes en plataformas como whatsapp, por correo electrónico u otros medios digitales.

Si la persona que recibe la amenaza digital está segura de la inexistencia de algún material íntimo que le pudiera comprometer, puede ignorar la amenaza o busca cómo asustar a un extorsionador sexual.

En el caso que quiera hacer frente al intento de extorsión, se recomienda que la víctima haga un respaldo de todo el contenido recibido, así como del chat o del correo electrónico; material multimedia o capturas de pantalla. Esto le permitirá interponer la denuncia ante la fiscalía con el suficiente sustento que facilite el trabajo a los peritos informáticos de identificar a los delincuentes.

Extorsión en redes sociales

Los tipos de extorsiones en redes sociales también tienen un crecimiento importante en los índices delictivos de los últimos años. En la mayoría de estos casos, los criminales usan perfiles falsos para engañar a sus posibles víctimas y entablar con ellas una relación de amistad o de intimidad para recoger información con la que puedan chantajearlos después. Uno de los tipos de extorsión que más se usa en redes sociales es el explicado anteriormente: la sextorsión. Sin embargo, no es la única forma de extorsionar que ocurre en la social media.

Se han registrado casos que son claros ejemplos de extorsión en las redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram. Mediante un perfil falso en esas plataformas, los delincuentes contactan a jovencitas de entre 15 y 17 años para ofrecerles un falso trabajo como modelos profesionales. De esta forma, logran engañar a las chicas para que envíen fotos íntimas que luego usan para chantajearlas y pedirles dinero.

Otra de las formas de extorsión en redes sociales puede involucrar a la víctima en hechos delictivos falsos. En estos supuestos, los cibercriminales se apoderan de fotografías, videos, información y otros datos que la víctima publica voluntariamente en sus redes sociales. Así les requieren una alta suma de dinero con la amenaza de publicar esa información acusándolos de violadores, pedófilos y que forman parte de redes de pornografía infantil.

Todos estos tipos de extorsiones tienen presente los distintos elementos del delito de extorsión para que se configura el delito. Estos son el uso de la violencia o intimidación y la obligación de la victima a realizar un acto o negocio jurídico que lo perjudique económicamente, y que resulta en beneficio del extorsionador.

Puedes leer: HABILITAN 24 FISCALÍAS PARA DENUNCIAS SOBRE TRÁFICO ILEGAL DE COMBUSTIBLE

Extorsión cibernética

Entre los delitos de extorsión cibernética se encuentra los ejecutados por medio de correos electrónicos amenazantes. Los cibercriminales envían un mensaje de extorsión con la amenaza de publicar información sensible de la víctima, si no le realizan el pago inmediato de una cantidad demandada.

Los delincuentes tratan de intimidar a la posible víctima, haciéndole creer que conocen sus claves personales y que tienen acceso a cualquier información que pudiera comprometerlos. Las amenazas van desde el supuesto rastreo del historial de búsqueda en internet en sitios pornográficos hasta grabaciones comprometedores en sitios sexuales.

Con la amenaza de hacer público el supuesto contenido sensible entre el círculo familiar y laboral de la víctima, se le constriñe a realizar una transferencia bancaria o pago de bitcoins a favor de los delincuentes. Muchas veces el extorsionado se pregunta “¿cómo encontraron mi clave y cómo saben mi nombre los extorsionadores estos?”.

Sin embargo, es muy probable que todo sea mentira y no lo sepan, pero el estilo de redacción de la comunicación es casi personalizado de manera que llega a confundir a la víctima y hacerle creer que el robo de información es cierto.

Estos tipos de extorsión cibernética no solo afectan a las personas sino también a las empresas. En tales casos, los cibercriminales hackean las plataformas digitales de las compañías para sustraer información o datos importantes de la corporación. Luego, se contactan vía email para obligarlos a que realicen un pago a cambio de evitar la divulgación de los datos sustraídos.

Extorsión directa

A diferencia de los casos anteriores, las extorsiones directas no se realizan a través de ningún medio electrónico o comunicación telefónica. Este tipo de extorsión es ejecutada por los criminales en persona y en tiempo real. La presencia física del extorsionador en el momento de cometer el delito es lo que define qué es una extorsión directa.

Así, el delincuente se apersona ante la víctima para amenazarla y le reclama una suma de dinero a cambio de no hacerle daño. ¿Pero, qué hacer en caso de extorsión directa o personal?

Las autoridades recomiendan mantener la calma, no manifestar una negativa directa ante el amenazador; pero tampoco ceder a sus peticiones.

Además, se aconseja tratar de ganar tiempo y de desplazarse del lugar para poder pedir ayuda. Una vez que se haya ido el extorsionador siempre hay que denunciar ante las autoridades que garanticen la seguridad.

En definitiva, se deben tomar las precauciones y medidas de seguridad necesarias para evitar ser víctima de los distintos tipos de extorsiones actuales. Estar consciente del tipo de información que se comparte en las redes sociales puede ayudar a prevenir los ataques de los cibercriminales y sus formas de extorsión más comunes.

Con información de CincoNoticias – Centribal.

Noticias Relacionadas

Redes Sociales

20,299FansMe gusta
112,425SeguidoresSeguir
4,600SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias