36.5 C
Venezuela
martes, febrero 27, 2024

EEUU confirma suministro de bombas de racimo a Ucrania

La Administración del presidente de EEUU, Joe Biden, confirmó este viernes que suministrarán a Ucrania bombas de racimo, cuyo uso está prohibido en gran parte del mundo.

El anuncio de la entrega, que formará parte de un nuevo paquete de asistencia militar para Kiev, llega tras meses de la negativa al respecto por parte de Washington ante las exigencias del Gobierno del presidente ucraniano, Vladímir Zelenski.

La Casa Blanca se resistía a entregar las bombas de racimo por su potencial capacidad de afectar de forma indiscriminada a la población civil, según denuncian grupos humanitarios.

La aprobación de Washington llega en un momento en que Ucrania sigue intentando alcanzar algunos éxitos en el marco de su contraofensiva contra las tropas rusas, mientras tanto Occidente como Kiev han admitido que sus acciones militares van más lento de lo esperado.

Puedes leer: Lo reportaron desaparecido y lo mantuvieron 8 años en cautiverio

¿Cómo son las bombas de racimo?

Las municiones de racimo, que se usaron por primera vez durante la Segunda Guerra Mundial, pueden emplearse en cohetes, bombas, misiles y proyectiles de artillería. Tras su lanzamiento, se abren en pleno vuelo, esparciendo muchas minibombas sobre una amplia zona.

Los críticos argumentan que cuando estas submuniciones se dispersan, pueden mutilar y matar a civiles, a lo que se une el riesgo asociado a los proyectiles sin estallar, que representan un peligro durante años.

¿Están prohibidas?

Desde la Segunda Guerra Mundial, las bombas de racimo podrían haber costado la vida a más de 50.000 civiles. Los afectados, incluidos niños en Siria, Yemen, Afganistán, el Líbano, países balcánicos y Laos, siguen siendo víctimas de incidentes vinculados a los remanentes de estas municiones.

Debido a la incidencia letal de estas armas en la población civil, 123 países adoptaron en 2008 una convención que prohíbe el uso de las bombas de racimo.

Cabe destacar que 111 naciones son parte del convenio, mientras que sólo 12 son firmantes. Sin embargo, EE.UU., Ucrania, Rusia, China y Israel no se sumaron al tratado.

Tras la adopción del acuerdo, el 99 % de los arsenales de las bombas se destruyeron, según los datos de la Coalición contra Municiones de Racimo.

Destruyeron casi 1,5 millones de municiones y 178 millones de submuniciones de los países que forman parte del pacto.

Entretanto, desde la organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) se pronunciaron en contra de la entrega de este armamento por parte del Gobierno de Joe Biden, alegando el riesgo que entraña para la población civil.

Desde HRW también señalaron que tanto Rusia como Ucrania han usado bombas de racimo a lo largo del conflicto.

En particular, denunciaron que ataques de Kiev con el empleo de estas municiones causaron “muchas víctimas entre civiles ucranianos” durante los bombardeos de la ciudad de Izium (provincia de Járkov), cuando la urbe estaba bajo control de las fuerzas rusas en 2022.

Con información de El Universal

Otras noticias de interés

Noticias Relacionadas

Redes Sociales

20,299FansMe gusta
112,425SeguidoresSeguir
4,600SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias