36.9 C
Venezuela
sábado, marzo 2, 2024

EEUU imputa a tres hijos del «Chapo» Guzmán

Por tráfico de fentanilo y crímenes atroces acusan a los hijos de “El Chapo” Guzmán. Sus víctimas eran devoradas por tigres.


Estados Unidos inculpó este viernes a Los Chapitos, hijos del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, por tráfico de fentanilo, y a proveedores chinos de precursores químicos necesarios para fabricar este opioide que causa estragos en el país. 

“El Departamento de Justicia ataca todos los aspectos de las operaciones del cártel” de Sinaloa, informó el fiscal general Merrick Garland en una rueda de prensa en la que dio cuenta de medidas contra la “la mayor, la más violenta y la más prolífica operación de tráfico de fentanilo del mundo”.

La justicia acusa formalmente a “los líderes del Cartel (de Sinaloa), conocidos como Los Chapitos”, dijo.

Los cargos se hicieron públicos este viernes en el Distrito Sur de Nueva York contra 28 acusados, entre miembros del Cártel de Sinaloa -incluidos tres de Los tres hijos de “El Chapo” -, proveedores en China de precursores químicos, un intermediario con sede en Guatemala que compra estas sustancias en nombre del cártel, operadores de los laboratorios clandestinos en México donde se fabrica fentanilo, un proveedor de armas y varios implicados en lavado de dinero.

Puedes leer: Colombia: Cárcel para venezolano vinculado con 7 asesinatos

Siguen cayendo

Siete miembros de la red los detuvieron en Colombia, Grecia, Guatemala y Estados Unidos, afirmó en la rueda de prensa la directora de la agencia antidrogas estadounidense (DEA), Anne Milgram, para quien el Cartel de Sinaloa y Los Chapitos son los principales responsables del fentanilo que “inunda” Estados Unidos.

“Dos de los acusados, Iván Archivaldo Guzmán Salazar y Jesús Alfredo Guzmán Salazar son líderes del Cártel, junto con Ovidio Guzmán López, imputado en una acusación separada, también revelada hoy, por su papel en actividades de fabricación y tráfico para el Cártel”, detalló Garland. Este último lo detuvieron a principios de año por militares en México.

En otra acusación formal en Nueva York figura el nombre de otro Chapito, Joaquín Guzmán López, y los cuatro en otra inculpación, esta vez en un tribunal del Distrito Norte de Illinois.

Víctimas devoradas por tigres

Garland puso algunos ejemplos del desprecio del Cartel de Sinaloa por la vida de las personas: “dieron de comer algunas de sus víctimas, vivas o muertas, a los tigres de Los Chapitos”, dos acusados probaron el fentanilo en “individuos que estaban atados”, los sicarios torturaron, a veces durante horas, y mataron a miembros de las fuerzas de seguridad mexicanas, intimidaron a civiles…

Los hijos de El Chapo “heredaron un imperio mundial del narcotráfico, lo hicieron más despiadado, más violento, más letal y lo usaron para propagar un nuevo veneno, el fentanilo”, que mata a más estadounidenses de entre 18 y 45 años que el terrorismo, los accidentes de tráfico, el cáncer o el covid-19 dijo Milgram. Lo pasan de contrabando por tierra, mar, aire y túneles subterráneos, precisó.

“Saben que están envenenando y matando estadounidenses; sencillamente no les importa porque ganan miles de millones de dólares haciéndolo”, aseguró.

Paralelamente, el Departamento de Estado ofreció una recompensa de 10 millones de dólares por la captura de Iván Archivaldo Guzmán Salazar y Jesús Alfredo Guzmán Salazar y 5 millones por Joaquín Guzmán López.

Noticias Relacionadas

Redes Sociales

20,299FansMe gusta
112,425SeguidoresSeguir
4,600SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias