¡Feliz año, Venezuela! Nuestros deseos de paz

¡Feliz año, Venezuela! Nuestros deseos de paz

Es hora de que cesen los conflictos y se privilegie a la vida. Es momento de detener la destrucción de la naturaleza y buscar el equilibrio.


Desearles un feliz año 2023 lleno de paz es el deseo de todos quienes a diario nos dedicamos a informar desde las salas de redacción de Nuevo Día.

Por ello, aprovechamos este momento para la reflexión de una realidad que para este 2023 es imperiosa cambiar.

Naciones Unidas asegura que, globalmente, cien millones de personas se han desplazado huyendo de guerras, incendios, sequías, pobreza y hambre.

Es una cifra catastrófica para la convivencia humana que se contrapone al gran anhelo de vivir en paz, ese valor tan profundo para retomar en este inicio de año: tener un 2023 con la paz de vuelta.

Es hora de que cesen los conflictos y se privilegie a la vida. Es momento de detener la destrucción de la naturaleza y buscar el equilibrio.

Puedes leer: 6 momentos destacados de la industria tecnológica en 2022

2023: año de paz

La ocasión es única para retomar la capacidad de diálogo de nuestros países, respetando las diferencias con las que se convive en nuestras ciudades, en las calles del mundo.

Puertas adentro en nuestros hogares, la paz se cultiva amando y cuidando a nuestras familias, a nuestros niños, a las mujeres, a los adultos mayores.

¿Quieres contribuir a la paz en este 2023? Motiva en tus redes a una vida alejada del odio.

Todos hagamos de este 2023 la oportunidad para retomar la paz mundial como clave de una sociedad sana y vivible.

Hoy, como nunca, desde la Corporación de Comunicación Digital Nuevo Día, nuestro mensaje es por el respeto, el amor y la convivencia armónica.

Valoramos infinitamente la oportunidad que nos dan los falconianos de ser parte de sus días.

Y por ello queremos que en este nuevo año todos tengamos buenas razones para abrazarnos y brindar por la prosperidad que tanto anhelamos.

Dejemos atrás tantas desventuras y brindemos por un ¡feliz 2023 donde la paz esté de vuelta!